OPINIÓN

ANÁLISIS A FONDO: El delito, la difamación de Meade

Posted: 22 mayo, 2018 a las 12:18 AM   /   by   /   comments (0)

Francisco Gómez Maza

 

  • Por lo demás, un debate sin pena ni gloria

 

  • Lo chistoso: el Ricky Rikín Kanayín de AMLO

 

 

Un debate es muy breve para que cuatro candidatos presenten sus propuestas de gobierno de varios o muchos temas. Tienen más interés para el público las confrontaciones emocionales, no exentas de insultos. Pero acá aún no aprendemos.

Para terminar de proponer las políticas públicas que aplicarían, en caso de ser elegidos, los candidatos tienen, por lo pronto, poco más de un mes.

Para darse a conocer tal como son y discutir sobre personalidades propias les basta con que en el foro (debate) digan mentiras, como lo hace el panista Ricardo Anaya; sean populistas y demagogos como el priista Meade; lentos y serios y contundentes como López Obrador, o dicharacheros y superficiales como El Bronco. El debate, entonces, es para que se mienten la madre, pero bonito.

Pero no se vale (Es más, cometió un delito de difamación.) lo que hizo el priista, Meade, con toda impunidad, como siempre actúan los priistas, con toda impunidad: “Nestora Salgado va a ser senadora plurinominal por Morena. Una secuestradora que está libre por una falla de la policía”, escupió con odio el delfín de EPN.

A través de su cuenta de Twitter, la ex comandante policial dijo que las palabras de Meade son difamación.  Y la difamación es un delito. Nestora retó al candidato a entregar pruebas al respecto de sus dichos y dijo que no se detendrá en la lucha por la paz. Ya basta de que tú y el #PRI criminalicen a los luchadores sociales. ¡No nos vamos a dejar!

Salgado fue liberada después de que se le comprobó que las detenciones de abigeos las hizo cumpliendo con su deber como policía. Por falta de pruebas en su contra, fue liberada el 18 de marzo de 2016, tras casi tres años de estar presa en diversas prisiones del país por los delitos que se le imputaron.

La ex comandante de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac) fue nombrada candidata al senado por Morena, por Guerrero, junto con el ex alcalde de Acapulco, Félix Salgado Macedonio.

De acuerdo con investigaciones realizadas por Verificado 2018, equipo de periodistas de varios medios de prensa, que revisa noticias falsas, manipuladas e imprecisas sobre el proceso electoral, la historia de Salgado (se) inició en 2012, cuando pobladores de Olinalá, Guerrero, expulsaron de su localidad a las autoridades municipales formales por un presunto caso de encubrimiento, y crearon un cuerpo de “Policía Comunitaria”, al frente del cual nombraron a Nestora Salgado como su “comandante”.

La Policía Comunitaria está regulada por la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del estado de Guerrero.

Al año siguiente, 2013, Salgado fue capturada por el Ejército mexicano (sin orden de aprehensión) y sometida a proceso penal, bajo los cargos de delincuencia organizada y secuestro. Fue trasladada al Centro Federal de Readaptación Social de Nayarit.

El caso se basaba en las denuncias de medio centenar de personas, entre ellas cuatro menores de edad, que denunciaron que habían sido detenidas por la Policía Comunitaria que comandaba Salgado.

El primer delito fue desechado, en 2014, por un juez federal que consideró que no había pruebas suficientes para acusarla de delincuencia organizada, y emitió en su favor una sentencia absolutoria. Pero la activista permaneció presa, sometida a juicio a nivel estatal, porque todavía había la acusación de secuestro.

Las irregularidades en las que incurrió la autoridad mexicana al procesar penalmente a Nestora Salgado fueron documentadas por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU, el cual, en 2015, denunció que Salgado no sólo fue detenida por el Ejército sin orden de aprehensión, sino que le negó la asesoría consular a la que su doble nacionalidad le daba derecho (también tiene nacionalidad estadounidense) y, finalmente, pasó más de un año sin ser presentada ante un juez y sin acceso a un abogado defensor.

“No hay duda —concluyó el grupo de trabajo de la ONU— que tanto el arresto como la detención, sin que exista imputación (en contra de Nestora) son ilegales y, por lo tanto, arbitrarios”.

En febrero de 2016, debido a dichas irregularidades, se ordenó la reposición del juicio que a nivel estatal se le seguía por el delito de secuestro. En este juicio, al ser nuevamente valoradas las imputaciones en su contra, se determinó que Nestora Salgado y la Policía Comunitaria no cometieron secuestros, sino detenciones legales, debido a que dicho cuerpo de seguridad pública actuaba dentro del marco legal guerrerense, y quedó absuelta de dichas acusaciones.

Las arbitrariedades cometidas en contra de Nestora Salgado, al ser sometida a proceso penal, fueron también confirmadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Cómo te quedó el ojo, Pepe Toño. Vas a tener que responder por una eventual acusación de difamación, si alguien de Morena, o la misma Nestora, te acusan ante un MP. Y adiós candidatura presidencial.

www.analisisafondo.com

analisisafondo@gmail.com

analisisafondo@gmx.com

 

The post ANÁLISIS A FONDO: El delito, la difamación de Meade appeared first on Almomento.Mx.