Newsletter subscribe

NATURALEZA & ECOLOGÍA

Los nidos, clave de la sobrevivencia para las aves

Posted: 3 noviembre, 2017 a las 12:00 AM   /   by   /   comments (0)

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de noviembre.- Las aves han sido capaces de colonizar prácticamente todos los ambientes del planeta, lo han logrado debido a que construyen sus nidos, tanto en los ambientes más fríos en los casquetes polares, como en los sitios más inaccesibles en lo alto de una montaña o en los espacios más cotidianos como parques y jardines.

“La protección del nido es muy importante porque al nacer las crías no ven, no pueden volar, tienen pocas plumas y no pueden alimentarse por sí mismas. El tiempo que permanecen ahí varía según la especie, pero generalmente es un periodo de 15 a 21 días, mientras forman su plumaje, crecen y aprenden a volar”, comenta la doctora María del Coro Arizmendi Arriaga, especialista en ecología de aves.

Las aves ponen sus huevos en el nido y los empollan para protegerlos de depredadores como serpientes, iguanas, ardillas,  ratas y hasta del hombre que los los buscan como alimento.

Hay especies que los hacen muy simples, mientras que otras elaboran estructuras complejas. Algunos pájaros utilizan cavidades de árboles vivos o muertos, o huecos en las rocas. Otros los construyen ellos mismos; por ejemplo, algunos tejen estructuras en forma de copa o colgantes. Esta clase de animales aprovechan los elementos de su entorno para hacer sus nidos.

Por lo general usan material vegetal como hojas, musgos, ramas diminutas y troncos pequeños. Para la parte interior, que generalmente es suave, usan plumas, pelo de mamíferos —por ejemplo de humano o de perro— y material algodonoso proveniente de algunas plantas.

La doctora María del Coro Arizmendi Arriaga, secretaria técnica de la Secretaría de Desarrollo Institucional de la UNAM, refiere que la gran mayoría de los nidos son impermeables y no les entra el agua; además, con frecuencia los colocan debajo de ramas u hojas que los protegen de la lluvia, o incluso les construyen una especie de
techo. Algunas aves, como los colibríes, utilizan tela de araña para cementar su nido; de esta manera es impermeable y resistente.

“Hay especies, como el caso del colibrí, en las que únicamente la hembra hace los nidos y alimenta a las crías; en otras —como es el caso de gavilanes y águilas— ambos padres construyen esta estructura y alimentan a los pollos. También hay aves en las que solamente el macho es quien construye el nido”.

La especialista destacó que es importante educar a los niños para que respeten los nidos. Se les debe enseñar
que no los toquen, tampoco deben lanzarles piedras o intentar sacar a las crías. Cuando las aves están el nido son más fáciles de capturar, pero también son más vulnerables y necesitan en gran medida de los cuidados de su mamá. Si alguien siente fascinación por las aves y sus crías, la recomendación es simplemente observarlas de lejos, de ser posible con binoculares

Comments (0)

write a comment

Comment
Name E-mail Website